Desde San Pedro de Atacama

Desde San Pedro de Atacama

La iglesia de San Pedro de Atacama, de aproximadamente 250 años de antigüedad, es una obra de estilo barroco andino compuesta por muros de adobe de 120 cm de espesor, con una estructura de techo formada por pares y nudillos de chañar, sobre la cual se apoyan tablas de madera de cactus (echinopsis atacamensis), entablado que recibe una torta de barro de 12 cm de espesor.

El proyecto de restauración de la iglesia, cuyas obras son ejecutadas por Fundación Altiplano, se inició en Junio del 2014 y contempla trabajos hasta Junio del 2015. Es una restauración integral que hasta la fecha ha llevado a cabo el retiro de todos los estucos de tierra, la consolidación de todos los muros de adobe, el reforzamiento estructural con un sistema de drizas desarrollado con la asesoría de Julio Vargas Neumann, el retiro completo de la torta de barro, la instalación de una viga collar en todo el perímetro del templo, la consolidación de la estructura de pares y nudillos, el refuerzo de todas las uniones con tientos de cuero, el reemplazo de piezas de cactus en  mal estado y el retorteo de todo el techo con 3 capas de barro cuyas dosificaciones se experimentaron para mejorar su comportamiento principalmente ante la lluvia.

En total, se reemplazaron 20 pares y 7 nudillos de chañar por piezas de la misma materialidad, y luego de consolidar y restaurar la estructura completa del techo se procedió a colocar una primera capa de barro aligerado de 4 cm de espesor para nivelar las irregularidades propias de la techumbre. Sobre ésta, se colocó una segunda capa de 7 cm de espesor, y para rematar una capa fina de 1 a 2 cm de espesor mezclada sólo con baba de tuna. Para las 3 capas se fabricaron aproximadamente 185 m3 de barro.

Como parte de la tradición constructiva local, todas las pozas de barro se dejaron pudriendo entre 2 a 3 semanas. Según estudios especializados, esto genera un proceso químico de fermentación entre el barro, la paja y el guano que mejora la resistencia a la abrasión de la superficie del barro ya seco.

Se trabaja en modalidad de escuela taller, es decir, la mano de obra local es capacitada en cuanto a construcción en tierra, carpintería, cantería, restauración de bienes culturales, etc., para dejar los oficios instalados en el pueblo. Esto con la finalidad de promover la conservación del patrimonio construido de San Pedro de Atacama y sus alrededores.

Escrito por: Camilo Giribas. arquitecto, miembro de la Escuela de Construcción en Tierra ECoT, trabaja actualmente en la restauración de la iglesia de San Pedro de Atacama por la Fundación Altiplano.

 


Edit